La Residencia Universitaria de la Diputación provincial acoge un centenar de sanitarios desde el inicio del COVID19

La Residencia Universitaria “Santa María de la Cabeza”, dependiente de la Diputación de Toledo, ha alojado ya a un centenar de sanitarios y personal que se encuentra trabajando en el Complejo Hospitalario de Toledo.

Desde el primer momento de la declaración de la pandemia y el estado de alarma, el Gobierno de la Diputación de Toledo se puso a disposición de las autoridades sanitarias y el Ejecutivo regional para colaborar en aquellas acciones de lucha contra el Covid-19. Por ello, la Residencia Universitaria “Santa María de la Cabeza” desde el pasado 24 de marzo ha venido prestando un importante servicio en la provincia y la ciudad de Toledo para dar alojamiento a los profesionales que desempeñan su labor en los centros sanitarios del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha,  gracias a la coordinación y colaboración con el Área Sanitaria de Toledo del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha.

Desde el SESCAM se está coordinando la utilización de las habitaciones disponibles para quienes llegan a Toledo contratados de otras provincias o comunidades autónomas para trabajar en los centros sanitarios y que no disponen de alojamiento o les supone un trastorno evidente trasladarse a sus domicilios habituales, en Madrid u otras provincias de Castilla-La Mancha, con el riesgo añadido de propagación del virus.

Los profesionales alojados trabajan mayoritariamente en el Complejo Hospitalario de Toledo, seguido de la Gerencia de Atención Primaria y del Hospital Nacional de Parapléjicos.

Por categorías profesionales,  son las enfermeras y enfermeros  los que más uso están haciendo de la Residencia, seguidos por médicos y doctoras, Médicos Internos Residentes (MIR), Técnicos Especialistas de Radiodiagnóstico (TER), Técnicos de Cuidados Auxiliares de Enfermería (TCAE), estudiantes de enfermería, celadores y otras categorías.

La gran mayoría proceden de destinos ubicados en la provincia de Toledo y Castilla-La Mancha, además de personal llegado de otras provincias y comunidades de todo el territorio nacional.

La Diputación de Toledo cedía sus instalaciones d de forma gratuita para ofrecer un alojamiento a quienes están prestando un servicio esencial en nuestros hospitales para luchar contra el coronavirus, ayudarnos a mejorar nuestra salud y contribuir a aliviar y superar las dificultades de esta crisis sanitaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!