Serranillos del Valle aprueba sus séptimos presupuestos en siete años con un superávit de 300.000 euros

Serranillos del Valle aprueba sus séptimos presupuestos en siete años con un superávit de 300.000 euros. Los presupuestos para el ejercicio de 2022 han sido admitidos en el Pleno de la Corporación Municipal que tuvo lugar ayer jueves 23 de diciembre.

 

El Ayuntamiento de Serranillos del Valle sigue siendo un referente gracias a la aprobación de sus séptimos presupuestos Generales en siete años, todo un hito que lo convierte en un órgano único en el trabajo en materia económica y administrativa. Durante el periodo de los últimos siete años, el presupuesto ha vivido un incremento significativo, al mismo tiempo que se ha minimizado la presión fiscal a hogares, así como a pequeñas y grandes empresas.

Ampliación de servicios para trabajadores municipales y residentes

 

Sin duda, un ejemplo más de la buena labor llevada a cabo por nuestro Ayuntamiento. En lo que respecta a los presupuestos de 2022 anteriormente citados, cuyos fondos rondarán los cinco millones de euros, basarán sus líneas maestras en la ampliación de los servicios para trabajadores municipales y residentes (vehículos, materiales…), un mayor número de becas para la formación gratuita de las lenguas inglesa y china, así como el desarrollo de un nuevo contrato de basuras en el que ya se está trabajando, y que será una revolución medioambiental.

 

Como dato a destacar, el equipo de Gobierno ha logrado una importante reducción de la deuda municipal en un tiempo récord, pasando de 18 millones de euros en 2015 a 7 millones en 2021, es decir, 11 millones de euros menos en un periodo de siete años, motivo por el que la gestión fue premiada en dos ocasiones por ser el municipio de toda la Comunidad de Madrid que más deuda per cápita ha reducido.

 

Pago de la deuda

 

Ahora, con los nuevos presupuestos, hará frente a los gastos necesarios para el mantenimiento de los servicios públicos del ejercicio de 2017, asumiendo el pago de la deuda con entidades financieras, el ICO y la Seguridad Social y, por ende, encargándose de los gastos de ejercicios anteriores no aplicados al presupuesto. Con ello, el objetivo será acreditar la sustancial deuda heredada de las anteriores corporaciones.

 

Asimismo, el pleno también ha aprobado el nuevo avance del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). El alcalde de nuestro municipio, Iván Fernández Heras, ya adelantó en diferentes intervenciones su intención de hacer viviendas para jóvenes en un plazo de 2-3 años, además de anunciar que llevará a cabo una bajada del IBI en 2023. Por otro lado, adelantó que el desarrollo de los próximos 30, 40 y 50 años ya estaba definido, con un plan ambicioso cuyo objetivo es duplicar la población en diez años.