1000 personas ven en Yuncos el musical de Grease

1000 personas ven en Yuncos el musical de Grease, de la Escuela Municipal de Danza.

El campo Ceferino Toribio, más conocido como el campo de rugby, regresó al final de la década de los 70, a aquella historia de amor de Sandy y Danny, al californiano instituto Rydell, a los T-birds, a las Pink Ladies, en definitiva, a aquella película que marcó época y que hoy por hoy sigue siendo un referente, Grease.

Los alumnos de la Escuela Municipal de Danza de Yuncos pusieron sobre el escenario una espectacular representación del musical que dejó más que satisfechos a los centenares de personas que poblaban las gradas y las mesas del recinto y que aplaudieron con ganas en cada ocasión.

Éxito en plena operación salida

En el fin de semana más complicado del año para atraer gente al teatro, en plena operación salida de vacaciones, “mes de agosto”, las gradas y parte del césped del campo de rugby se abarrotaron de vecinos dispuestos a vibrar con nuestros jóvenes y la inmortal historia de amor de Danny Zuko y Sandy.

Gran engranaje

El Ayuntamiento de Yuncos quiso dar las gracias a todos los que participaron en este espectáculo, que por problemas técnicos, fue muy difícil de sacar adelante y que lo hicieron de una forma brillante.

A todos los que trabajaron de una manera u otra, porque fueron imprescindibles para que el gran engranaje de GREASE funcionara con la precisión de un reloj suizo. En primer lugar a los chic@s, que no sólo bailan fenomenal y transmiten una energía y una alegría infinita, sino, que se han convertido en unos auténticos profesionales, capaces de vencer cualquier dificultad; a Francisco Javier Ruiz, “Fran” el mejor Vince Fontaine posible; a Rosi Pérez y Olga García, siempre ayudando con el decorado y el atrezzo entre bambalinas; a M. Luz, que hace todos los decorados; a Bea y Alejandro en la parte técnica, dos fichajes maravillosos para el equipo; a Pedro Muñoz, en la parte técnica, a todas las personas que ayudan, padres, amigos…

Y cómo no, a la coreografa y directora artística del musical Grease y directora y profesora de la Escuela Municipal de Danza. Ella es el divino pegamento que encaja toda las piezas de este enorme puzle que es la Escuela Municipal. Ella da sentido a tanto trabajo. Ella es el alma de la Escuela: Alma Sanz.