Uclés, Capital Jacobea el día del patron de España Santiago Apóstol

La Fundación Fernando Núñez, entidad filántropa que preside Fernando Núñez Rebolo, cuyo objetivo es la puesta en valor del vasto patrimonio histórico y cultural que atesoran la Villa y el Monasterio de Uclés, sede de la Orden de Santiago, ha llevado a cabo el 25 de julio, un único y singular espectáculo “Cuenca Uclés Vía Láctea”, convirtiendo Uclés en capital jacobea el día del patrón de España, Santiago Apóstol.

Se trata de una de las propuestas culturales más potentes del verano desde Castilla-La Mancha para España: un evento mixto, litúrgico, audiovisual y de gran interés cultural, especialmente en el plano musical, que tuvo lugar el domingo 25 en el Monasterio de Uclés y de manera simultánea en la Catedral de Cuenca.  

Durante la liturgia se interpretaron piezas extraídas de libretos y composiciones que van desde el Medievo al Renacimiento, algunas de ellas extraídas del Códice Calixtino, del siglo XII, que se halla custodiado en la Catedral de Santiago de Compostela.  El Códice está concebido como manual de apoyo de peregrinos y en él aparecen los rezos musicados con los que se celebraba la Misa de Santiago.

 Finalizada la liturgia tuvo lugar una experiencia sensorial sobre el retablo mayor de la iglesia con la música en directo de Qvinta Essençia y La Caravaggia desde ambos recintos sacros, unidos por la cultura y la historia medieval y renacentista.

En el evento audiovisual de luz y sonido de 28 minutos de duración, han intervenido para su creación más de 120 personas, 200.000 w, 5 cámaras operadas, 2 robotizadas entre otras cuestiones de carácter técnico, y ha sido diseñado en exclusiva por el laboratorio creativo y artístico de la Fundación Fernando Núñez,  LaLab, un colectivo integrado por profesionales dedicados a la creación, diseño y ejecución de productos culturales, que evocan y subliman realidades, desde la verdad.

El evento ha sido acompañado con una polifonía renacentista con música de Tomás Luis de Victoria  y  el magistral concierto de canto gregoriano a cargo de la agrupación especializada Schola Antiqua dirigida por Juan Carlos Asensio, de preeminente trayectoria profesional internacional.

Santiago y la Vía Láctea, protagonistas del evento.

 

La figura protagonista de este espectáculo ha sido el Apóstol desde el Monte Tabor de la Baja Galilea y la Vía Láctea, estrellas por la que se guiaban los peregrinos y eran defendidos en los caminos por los monjes y militares de la Orden de Santiago, hasta la tumba del Apóstol.

Los asistentes y miles de personas a través de su retransmisión online han podido disfrutar de una transición guiada por la música, que ha partido de la Liturgia Eucarística hasta llegar al silencio de la Edad Media. Un mapping de imágenes sobre el Apóstol y la historia de la Orden de Santiago proyectada en el retablo de la Iglesia Santiago de Uclés, y cuyas emociones ha permitido compartir, uno de los objetivos de la Fundación: devolver a la sociedad a través del arte y la cultura parte de su Historia, en un lenguaje vanguardista y del siglo XXI.

Antecedentes de la Fundación en el mecenazgo.

Si bien la Fundación Fernando Núñez celebraba además con este evento su primer aniversario, el mecenazgo de Fernando Núñez Rebolo, su fundador, y su apuesta por Uclés cuentan con sólidos antecedentes. Desde 2017, su apoyo ha hecho posibles diversos proyectos culturales que han cosechado un importante reconocimiento. Así sucedió el 23 de septiembre de 2020 cuando el patio del Monasterio de Uclés acogió una innovadora versión de la cantata escénica “Carmina Burana”, compuesta por Carl Orff entre 1935 y 1936. Con ella, Fernando Núñez Rebolo quiso rendir un emotivo homenaje a sus progenitores y a los padres de la posguerra, “cuyo único objetivo era sacar adelante a sus hijos y que fueran una generación superior a la suya”, como él mismo la describió.

En 2019, coincidiendo con el quinto centenario de la primera vuelta al mundo de Fernando de Magallanes, antiguo comendador y caballero de la Orden de Santiago y Juan Sebastián Elcano, se llevaron a cabo una serie de actos conmemorativos cuyo eje central fue “Caballeros en la mar”. Este espectáculo, realizado en el histórico refectorio del Monasterio, enlazó la música renacentista y la presentación de imágenes artísticas para evocar las aventuras y gestas, pero también las sensaciones y sentimientos de soledad, nostalgia, miedo, fascinación y desfallecimiento que los caballeros de Santiago tuvieron al surcar los mares en cumplimiento de sus misiones.

También, ese mismo año, la biblioteca del Monasterio de Uclés, que hasta finales del siglo XIX había albergado el archivo de la Orden de Santiago y después sirvió como estancia de consulta, se convirtió en el espacio expositivo “Historias en la biblioteca”, ideado para acoger proyectos sobre diversos temas vinculados con el pasado y el presente del edificio.