El Consejo Escolar propone recuperar los días suspendidos en días no lectivos

El Consejo Escolar propone recuperar los días suspendidos en días no lectivos que restan hasta finalizar el curso escolar, toda vez que la borrasca ‘Filomena’ hizo que se perdieran varios días de clase en Castilla-La Mancha.

 

El presidente de Consejo Escolar de Castilla-La Mancha, Francisco José Navarro, acompañado por la consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez; y el viceconsejero de Educación, Amador Pastor han participado, en la tarde de hoy, en la comisión permanente del Consejo Escolar de Castilla-La Mancha, en la que se ha abordado, entre otros asuntos, el ajuste del calendario escolar como consecuencia del retraso en el inicio de la actividad lectiva en el segundo trimestre.

 

Tras la reunión, celebrada de forma telemática, el presidente del del máximo órgano consultivo de la Consejería de Educación, Francisco José Navarro, ha aclarado que los días no lectivos (como, por ejemplo, los de Carnaval o aquellos por los que se hubieran cambiado) se podrán establecer como lectivos para la recuperación de los suspendidos por la borrasca.

 

Los centros que no tengan disponibilidad de días “podrán alargar el curso escolar más allá del 18 de junio”, al tiempo que se ha concretado que la Consejería de Educación dictaminará unas instrucciones para que “los consejos escolares de centro o de localidad concreten los días a recuperar, hecho que deberán comunicar a las Delegaciones Provinciales”.

 

A favor de recuperar la actividad lectiva

Durante la reunión permanente en la que el Consejo Escolar propone recuperar los días suspendidos en días no lectivos, en un primer lugar se sometería a votación la pertinencia o no de recuperar la actividad lectiva siendo el resultado de 9 votos a favor, 4 en contra y 3 abstenciones. En segundo lugar, se votaría la forma en la que se van recuperan estos días. En este caso, el resultado fue de 11 a favor de la propuesta anteriormente reseñada, 4 en contra y 3 abstenciones.

 

Los pasados 8, 11 y 12 de enero el Gobierno de Castilla-La Mancha suspendió la actividad lectiva como consecuencia de las nevadas provocadas por la borrasca ‘Filomena’. En estas jornadas, más de 408.000 alumnos y alumnas, más de 30.000 docentes y más de 1.600 centros interrumpieron las clases por un temporal de unas dimensiones no registradas en toda la historia de la autonomía.

 

El Consejo Escolar de Castilla-La Mancha es un órgano que canaliza y garantiza la participación efectiva de todos los sectores sociales afectados en la programación general de las enseñanzas previas a la Universidad en nuestra región. Pretende generar un análisis y debate sobre los diferentes aspectos de la Educación en nuestra comunidad, con el afán de contribuir a crear una escuela plural, democrática y participativa.