Castilla-La Mancha reconoce el trabajo y el compromiso imprescindible de las mujeres durante la pandemia

Castilla-La Mancha reconoce el trabajo y el compromiso imprescindible de las mujeres durante la pandemia. El Gobierno regional así lo ha hecho esta mañana “por su labor, su trabajo y su compromiso”. Con estas palabras lo ha expresado la consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, en el acto institucional con el que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha conmemorado el Día Internacional de las Mujeres con la presencia del presidente regional, Emiliano García-Page.

 

En su enumeración, Blanca Fernández ha comenzado por la profesión sanitaria, compuesta mayoritariamente por mujeres. “Los aplausos que dábamos a las ocho, se lo dábamos a todos y a todas, pero hay que destacar que, en la profesión sanitaria, que se ha dejado la piel en los peores momentos y que aún se la sigue dejando, las mujeres han sido imprescindibles”.

Muchos trabajos indispensables

 

A continuación, la consejera ha agradecido el trabajo imprescindible de aquellas que han estado cuidando de las personas más vulnerables en centros sociosanitairos, residencias y en sus casas, “porque si las mujeres que cuidan se paran, se para el mundo”, y si su trabajo es siempre indispensable, “lo ha sido más en los peores momentos de la pandemia”.

 

Junto a ellas, la consejera de Igualdad y portavoz ha recordado a las mujeres que trabajan como cajeras en supermercados, que continuaron haciéndolo mientras todo el mundo se quedaba en casa, y también a las profesionales de la limpieza, “mujeres invisibilizadas que han demostrado ser imprescindibles para luchar contra la pandemia”.

 

También ha hecho un recordatorio a las mujeres que han estado protegiendo a las mujeres víctimas de violencia de género, y a las miles de mujeres que cosieron mascarillas cuando no era posible adquirirlas en los mercados. “Si pudiéramos resumir el mundo en dos caras, una sería la enorme solidaridad de todas estas mujeres que nos ha dado un ejemplo y que han sido imprescindibles en la lucha contra la peor pandemia que ha pasado nuestro país en los últimos cien años”, ha señalado Blanca Fernández.

 

Al respecto, ha recordado que una de cada cinco mujeres ha renunciado a su puesto de trabajo en algún momento de la pandemia o incluso definitivamente para atender a menores y dependientes, por ello ha abogado para que cuando pase la crisis sanitaria y de cara a superar la crisis económica, “sean más importantes que nunca las gafas violeta, mirar al conjunto de la ciudadanía y pensar en ellas y en ellos”.

 

La igualdad, seña de identidad del Gobierno

 

En su intervención, la consejera de Igualdad y portavoz ha dado las gracias al presidente, Emiliano García-Page, por decidir “que la seña de identidad del Gobierno fuera la lucha por la igualdad”, y que ahora Castilla-La Mancha reconoce ese trabajo Una decisión que ha hecho posible que la acción y las decisiones que se toman en cada una de las consejerías tengan perspectiva de género y, como ha añadido Blanca Fernández, “tengan esa mirada amplia, esas gafas violetas que miran al conjunto de la ciudadanía, sabiendo que todas y cada una de las decisiones tienen consecuencia sobre la vida de las personas y que la ciudadanía está conformada por hombres y por mujeres”.

 

La consejera ha afirmado que, a pesar del avance exponencial que ha habido en los últimos 40 años, la igualdad aún no es una realidad plena ya que continúan existiendo estereotipos de género y condicionamientos sociales que hace que las mujeres tengan un puesto de salida por detrás de los hombres. “Por eso las medidas de acción positiva de este Gobierno son para intentar equilibrar esa posición desigual”, ha dicho, recalcando que “no son una cuestión ideológica sino una palanca que habrá que utilizar hasta que las posiciones se igualen”.

 

“La apuesta por la igualdad que ha hecho de España y de Castilla-La Mancha un lugar mejor en el que vivir porque nos hemos incorporado al talento, pero nos queda por compartir aún el mundo en igualdad tanto dentro como fuera de casa”, ha afirmado Blanca Fernández. Algo que se está impulsando por el Ejecutivo autonómico como el Estatuto de las Mujeres Rurales, el impulso de a las empresas lideradas por mujeres o a la contratación de mujeres.

Parte imprescindible de los avances sociales, políticos y artísticos

 

Blanca Fernandez ha denunciado que a pesar de que las mujeres han sido “parte imprescindible de los avances sociales, científicos, políticos y artísticos”, han estado invisibilizadas, incluso en algunas ocasiones “salir de las cuatro paredes del hogar podía costar la vida, pero hubo mujeres que lo hicieron, que fueron auténticas protagonistas del cambio”.

 

Algo que ha cambiado hace poco tiempo en términos históricos, y una prueba de ello, ha dicho la consejera recordando su propia experiencia, es que los libros de texto durante mucho tiempo no han recogido referencias de mujeres científicas, artistas, etc., y aún hoy en día son muy escasas.

 

Mujeres reconocidas

Por todas estas razones, Blanca Fernández ha recordado que el lema escogido este año por el Gobierno regional para celebrar el Día Internacional de las Mujeres, ‘Imprescindibles’, “no ha sido porque sí, el lema de este año es que las mujeres, igual que los hombres, somos imprescindibles para construir un mundo mejor”. Por eso, dirigiéndose a las seis reconocidas, les ha pedido que sean ejemplo, modelo y espejo “donde se pueda mirar nuestras niñas y adolescentes”.

 

La periodista Amparo Álvarez y su compromiso por la igualdad y contra la violencia de género; la trayectoria en la Guardia Civil de Manuela Simón; la divulgadora científica Marian García más conocida como Boticaria García; Verónica Miguel Herraz como investigadora en universidades como Yale, en España en el CSIC y actualmente en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa; Cristina Romero, médica y jefa de Sección de Radiología de la Unidad de Mama del Hospital de Toledo; o Gloria Merino con una trayectoria vital que la llevó a volar en un momento en el que no era fácil que una mujer se dedicara a la pintura y además vivir de ello 91 años después.

 

La consejera ha acabado su discurso por el que Castilla-La Mancha reconoce su trabajo, proclamando su deseo de que la sociedad continúe avanzando y no renuncie a las conquistas, “porque cualquier territorio conquistado puede dejar de serlo y la lucha por la igualdad debe mantenerse viva porque no está exenta de riesgos”. Y ha explicado que en definitiva “las mujeres lo único que queremos es compartir el mundo y la vida en pie de igualdad, a ser posible de la mano, sin quitar el lugar a nadie porque este mundo es suficientemente grande como para compartirlo”.