Medioambiente de Illescas recuerda las normas básicas en la utilización de barbacoas

Con la llegada del buen tiempo, son muchas las personas que disfrutan de las barbacoas al aire libre. Desde la Concejalía de Medioambiente se recuerda una serie de normas básicas de convivencia y seguridad para evitar peligros, especialmente, en la época de riesgo alto de incendio en Castilla-La Mancha (1 de junio al 30 de septiembre).

Durante esos meses no está permitido el uso del fuego en el medio natural, en zonas agrícolas y en zona no urbanizadas. En domicilios particulares de zonas urbanas, no existiría esta limitación, pero sí se deben respetar unas recomendaciones de civismo y seguridad. En principio, sería preferible utilizar barbacoas o parrillas de gas, evitando el uso de hojas, papel u otros combustibles ligeros, y vigilar el fuego. También se recomienda disponer de medios suficientes para la correcta y rápida extinción del fuego, si fuera necesario. Lo conveniente sería evitar días de viento y extremar las precauciones en períodos especialmente secos y cálidos.

Evitar riesgos

Antes de encender el fuego, habría que revisar el estado de las parcelas colindantes. Comprobar la existencia de pasto seco por si pudiera suponer un riesgo. En el caso de utilización de madera, se recomienda que esté seca y no verde ni húmeda para que no desprenda humo blanco y espeso. También se recuerda a la ciudadanía que no se utilice gasolina, alcohol y otros líquidos inflamables como acelerantes de la combustión. Además, hay que asegurarse de la completa extinción de las cenizas y no depositarlas nunca a un contenedor sin estar completamente apagadas.

En cualquier caso, no hay que hacer uso del fuego en espacios públicos, y se recomienda respetar los estatutos o normas propias en el caso de viviendas comunitarias. Si ocurre alguna emergencia, se ha de llamar al 112.

Desde la Concejalía de Medioambiente se advierte a la ciudadanía que el hecho de cumplir las medidas anteriores no exime de responsabilidad ante los incidentes y daños que pudieran producirse de la utilización del fuego.