La ludoteca Triquiñuelas presenta el manual “El Buen Trato”

Según se han ido retomando las actividades municipales, servicios como la ludoteca Triquiñuelas, gestionada por Save The Children, adaptaron sus instalaciones y sus proyectos a las medidas de seguridad sanitarias contra la covid-19. Tras un periodo de sesiones online con diferentes propuestas educativas y de ocio, fue posible ir admitiendo a grupos pequeños de niños y niñas para retomar las sesiones presenciales.

Gracias a las actividades planteadas en el día a día, y fruto de los debates que se establecen, surgió “El Buen Trato”, un manual para las familias redactado por los niños y niñas. Tal y como explican desde la ludoteca Triquiñuelas, es “habitual que se discuta sobre diferentes asuntos que preocupan a los usuarios y usuarias de nuestro centro”.

En una de estas discusiones surgió la pregunta “¿Qué es el buen trato?” que fue el origen de este manual compuesto por catorce puntos, en los que se reflejan comentarios respecto a conductas que no son de su agrado pero que las personas adultas han normalizado. Desde Triquiñuelas indican que “El Buen Trato” se refiere a “prácticas y relaciones de amor y respecto que se tienen consigo mismo y con las personas con quienes se convive diariamente”. El objetivo es que niños, niñas y adolescentes sean más felices, fomenten su creatividad y las buenas relaciones con su entorno, para lograr un “transformación cultural y social a partir de la construcción de vínculos sanos”.

Los niños y niñas que han participado en la elaboración de este manual, destacan aspectos como educar sin violencia, escucha activa o la paciencia que deben mostrar las personas adultas en el proceso de aprendizaje, respetando sus ritmos. Reivindican su autonomía para realizar algunas tareas, la importancia de tener tiempo para “hacer cosas divertidas” o disfrutar de lo que hagan sin la “obligación de ser la mejor o el mejor”.

Esta iniciativa cuenta con la colaboración de la Concejalía de Infancia y Familia, que entiende que “esta propuesta no debe quedarse solo como un documento de uso interno de la ludoteca, es extrapolable a cualquier familia de la localidad, sea o no usuaria de Triquiñuelas”.

Así, el manual se publicará en las redes sociales municipales y estará a disposición de cualquier persona.