La Diputación finaliza la implantación en la provincia de la carga lateral para recogida de residuos urbanos

Con una inversión de más de 18 millones de euros sin sobrecoste para los municipios, la Diputación de Toledo acaba de finalizar el proceso de modernización y actualización del servicio de recogida de residuos sólidos urbanos en la provincia de Toledo tras concluir la implantación del sistema de carga lateral en toda la provincia a través del Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales de Toledo y la empresa Gestión Medioambiental de Toledo (GESMAT) en todos los municipios a los cuales se da esta prestación.

 

Con la instalación de los contendores específicos en La Nava de Ricomalillo hace unos días, se ha completado el proyecto iniciado en la localidad de Illescas en 2008 para dotar a toda la provincia de Toledo de un sistema de recogida más rápido, limpio y seguro como es la recogida de residuos a través del método de carga lateral. Este proceso ha implicado la instalación de casi 11.000 contenedores de carga lateral con una capacidad de 2.400 litros cada uno, así como la incorporación al servicio de nuevos vehículos especialmente diseñados para este sistema específico de recogida de residuos sólidos urbanos. Por fin la totalidad de los 192 municipios atendidos por el consorcio cuentan ya con este nuevo sistema del que se ven beneficiados 473.651 habitantes

 

El Gobierno de la Diputación de Toledo ha mostrado su satisfacción porque todas las localidades consorciadas cuenten ya con este sistema moderno, más eficiente, menos oloroso y ruidoso y que da mayor seguridad laboral a los trabajadores, así como ha resaltado el gran trabajo que para ello se ha realizado desde el Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales de Toledo y GESMAT.El Consorcio por su parte, ha querido agradecer la comprensión y colaboración de las corporaciones locales, los técnicos y los operarios de los ayuntamientos, así como la paciencia de los vecinos y vecinas durante el tiempo que ha durado la implantación en toda la provincia y el buen hacer de los trabajadores de GESMAT.

 

Aunque las ventajas de este sistema de carga lateral son una recogida de residuos urbanos más rápida, limpia y segura, el objetivo primordial es la reducción de la huella de carbono por el menor consumo de combustible, la menor contaminación acústica, la reducción de los olores y el aumento de la eficiencia en la recogida de residuos. También se facilita la labor de los trabajadores y trabajadoras del servicio, ya que los vehículos disponen de equipos robotizados que disminuyen el riesgo de accidentes de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!