El CDAFA de Illescas recibe el apoyo de FM Logistic

FM Logistic, a través de su fundación, y Save the Children han firmado un acuerdo de colaboración para luchar por los derechos de los niños, niñas y adolescentes de la localidad, sumándose a los proyectos del Centro de Atención a Familia y Adolescencia (CDAFA). Este servicio municipal, gestionado por Save the Children, atiende a numerosas familias de la localidad utilizando todos los recursos que tienen a su alcance.

Con este acuerdo de colaboración se pretende que “todas personas tengan las mismas oportunidades formativas y de ocio independientemente de las condiciones laborales y económicas de sus familias”, argumentaba Zenaida Benjumea.

Al acto, celebrado en la sede del Centro de Atención a Familia y Adolescencia de Illescas, acudieron Zenaida Benjumea, delegada de FM Foundation en España; Marie-Laure Faure, directora de FM Foundation; Ismael El-Mimeh, coordinador del CDAFA; Susana Fernández, directora de comunicación de Save the Children; Inmaculada Martín de Vidales, concejala del Área Social; y José Manuel Tofiño, alcalde de Illescas.

El acuerdo conlleva la consecución de varias acciones solidarias por parte de FM Logistic. Por un lado, una donación económica para la adquisición de dos pantallas interactivas instaladas en los dos centros que gestiona Save the Children en Illescas y para la planificación de excursiones lúdico-recreativas para cerca de 60 niños y niñas. Por otro lado, se organizarán jornadas formativas y diferentes actividades que serán impartidas por parte de la plantilla de la empresa logística.

Además, se organizarán visitas al almacén logístico de FM Logistic en Illescas y se contará con la asistencia de las familias del CDAFA en las diferentes jornadas lúdicas corporativas que organice la compañía con el objetivo de que dispongan de alternativas para el ocio y el tiempo libre.

Durante esta jornada, FM Logistic Ibérica también ha donado ocho ordenadores portátiles y dos ordenadores de sobremesa. Este material irá destinado a niños, niñas y jóvenes de esta localidad que no tienen acceso a un ordenador, ni para sus trabajos del colegio ni para el ocio. “La realidad es que muchas familias no tienen recursos para tener un ordenador con internet en casa”, señalaba El-Mimeh.