El Artificio de Juanelo llega a Illescas

El viernes 22 de julio fue presentada en el Ayuntamiento de Illescas una maqueta de “El artificio de Juanelo” realizada por un vecino, Ángel Nieto Gracia. Se trata de una estructura de una máquina hidráulica diseñada por Juanelo Turriano, en el siglo SVI, para llevar agua desde el río Tajo hasta el Alcázar de Toledo.

Ángel Nieto estuvo acompañado por el alcalde de Illescas, José Manuel Tofiño, y el historiador y académico toledano, Julio Porres, quien ha asesorado a Nieto para la construcción de la maqueta. También han estado presentes su familia y representantes de otros grupos políticos municipales.

La maqueta puede contemplarse en la entrada del Ayuntamiento de Illescas.

Artificio de Juanelo

El conocido como artificio de Juanelo fue una máquina hidráulica diseñada en el siglo XVI por el ingeniero hispano-milanés Juanelo Turriano para llevar agua del río Tajo a la ciudad de Toledo, salvando un desnivel de más de 100 metros.​ Fue uno de los grandes inventos del Renacimiento y alcanzó gran popularidad nacional e internacional, siendo mencionado por muchos escritores del Siglo de Oro en sus obras. Hasta aquella obra solo se había conseguido subir agua a 40 metros con un tornillo de Arquímedes en Augsburgo. La primera subida de agua tuvo lugar el 23 de febrero de 1569 y suministraba a la ciudad 14.100 litros de agua al día, que era una vez y media lo pactado. Sin embargo, la ciudad no quiso pagar, debido a que el agua se almacenaba en el alcázar de Toledo y, por tanto, era para uso del rey y no de la ciudad.

Turriano propuso a la ciudad la construcción de un segundo artificio, y se reservó derechos para su explotación. La obra fue completada en 1581 y, aunque sí cobró, no pudo hacer frente a los costes de mantenimiento de la estructura, y tuvo que acabar cediendo su control a la ciudad.